Me gustan las cosas hechas a mano, despacito, sin prisa... con cariño. He descubierto que la comida sabe especialmente bien cuando se sirve en una vajilla hecha  con amor y paciencia, por eso compartiré contigo  algunas recetas sencillas, ricas y saludables, para que disfrutemos juntos  el placer de llenar las piezas de colores y sabores. ¡Gracias por leerme!